Hola Suravi,

ha pasado poco desde que participé en la constelación que hicimos en Madrid. Tengo que darte, una vez más (supongo que no me cansaré), las gracias por la experiencia misma, porque me hayas tomado en cuenta, por tu enorme empatía.
El lunes siguiente, después de la constelación, comenté con xxx y otra amiga, la enorme sensación de alivio que produjo esa experiencia. Además de este alivio, tendré que decir que como cambio sutil, por fin me he puesto a buscar trabajo, después de dos años, que empiezo a hacer mi parte. A moverme finalmente en la vida. Te mando un fuerte abrazo y mi enorme gratitud…