Te escribo para agradecerte.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora que llega justo en el momento que me tenía que llegar. Lo siento así. Por ello, te guardo una enorme gratitud y quiero compartir que hoy me siento muy sereno, lleno de energía y feliz.
Gracias, una vez más