Bueno, fue gratificante sentir que las personas realmente nos movemos por amor, que todas somos una, que la sanación es verdad y belleza, me siento tan agradecida y reconfortada por eso… ahora tengo certezas fundamentales para el resto de mi vida.
Gracias por tu atención, por tu buen hacer, supongo que nos veremos la próxima vez en Vigo.