Hola Suravi:

Estoy feliz con todo el trabajo interior que las Constelaciones me están enseñando a hacer. Cada día me siento mejor y entiendo más cosas. Es impresionante, sobre todo, la gran sensación de “alivio interno”, notar cómo las piezas van encajando poco a poco, como un rompecabezas…. y cada vez siento más paz. Estoy feliz con la nueva forma de relacionarme con mis hijos, con mi familia, con la gente en general. ¡Y estoy encantada  con la última novedad descubierta en el Curso de junio: tener unos cuantos cabrones en la familia! ¡Es maravilloso pertenecer a una familia normal!  Un beso