Mi querida Suravi,

Ésta semana has sido maestra, madre, compañera, amiga, comprensión.  Has sido fuerza, luz, compasión.  Has sido risas, abrazos cálidos, sabiduría, esperanza.  Has sido mil cosas y muchas otras más.

Ésta semana has sido amor infinito para mí y te doy una vez más las gracias.  Por existir, por  ayudarme, por tu amor.

Constanza