Querida Suravi,

Te diría tantas cosas que para resumir lo voy a dejar en GRACIAS, conocerte ha sido muy importante para mí, has cambiado el rumbo de mi vida; ahora veo cosas que antes no veía y tengo fe en que cambiaré muchas más que actualmente no me gustan. Un día encendiste la mecha de la vela, sin más ni más con tus palabras “que a veces parecen no ir contigo” pero de repente cinco minutos más tarde sientes que se abre una puerta y donde veías oscuridad ahora lo ves todo claro, claro no clarísimo.